Quién soy

Estudié en la Escuela Massana de Artes y Oficios de Barcelona. Comencé mi carrera profesional compaginando el cómic con la ilustración. Soy uno de los autores de Makoki, personaje icono del underground, que aún me acompaña a veces cuando salgo de copas.

Si me preguntan a qué me dedico, digo que traduzco en imágenes lo que los demás piensan en palabras. Por lo tanto, soy más tradujante que dibujante. Colaboro habitualmente con La Vanguardia, El País y diferentes revistas y publicaciones de ámbito nacional e internacional. A destacar el Herald Tribune, The New York Times y The New Yorker. Ésta última la tengo siempre en el recibidor para impresionar a las visitas.

Pienso e ilustro portadas de libros para las principales editoriales españolas. Entre los libros me gusta destacar ¿Que le pasa a este niño? y ¿Qué le pasa a tu hermano?, dos guías de las que soy coautor con Àngels Ponce, sobre la discapacidad para Plena Inclusión Baleares y para MRW.

Me considero un aficionado, que es mi categoría favorita, ya que es más divertido y te da un amplio margen para equivocarte. A pesar de eso, he ganado dos premios del Salón del Cómic de Barcelona, y en el 2014 se me concedió el Gran Premio del Salón del Cómic de Barcelona por toda mi trayectoria. Esto último quiere decir que me he hecho mayor. También me ha concedido dos premios la SND (Society of Newspaper Design), y he obtenido el Serra D´Or por el libro ¿Que le pasa a este niño? al que le tengo un especial cariño. Mis ilustraciones para La Vanguardia han sido galardonadas con el premio de prensa del APIC.

En 2007 publiqué María y yo, una novela gráfica que narra las aventuras y viajes con mi hija María, de 13 años, que tiene autismo. Por ella recibí el Premi Nacional Catalunya de Còmic. Este libro, traducido a ocho idiomas, supone un paso adelante en mi carrera y el afianciamiento de mi compromiso con este trastorno y la difusión de sus características. En el 2009 se hace un documental sobre el libro con el mismo título: María y yo, finalista en los premios Goya. Descubro que con la edad, cada vez me gusta más pensar en el mundo.

Desde el 2010 me dedico, además, a dar charlas y talleres por todo el mundo partiendo de mis experiencias de comunicación con María.

En el 2015 se publicó Maria cumple 20 años. María, mi hija, me ha enseñado la simpleza de una línea y todo lo que es capaz de expresar.